Cocinar, el arte de vivir bien

Buen provecho!-Foto: KRiemer
Buen provecho!-Foto: KRiemer

Si supieran todos los beneficios y posibilidades, en múltiples aspectos de la vida, que nos ofrece el hecho de cocinar, esa gran mayoría de personas que piensa que es una habilidad costosa de aprender y para la que se sienten incapaces, o lo creen directamente imposible para ellas por falta de tiempo y/o conocimientos, se atrevería a intentarlo.

A todos nos gusta ir a comer de manos de alguien que cocina bien, pero muchos piensan que hay que nacer con esa habilidad o ponerse a aprender desde temprana edad. La realidad es que atreverse con la cocina es cuestión de empezar, como ocurre con tantas labores en la vida, incluido el hecho comer. El aprendizaje y la actitud hacen el resto.

Ventajas de cocinar tus propias comidas

Salud y sonrisa- Foto: webar4i
Salud y sonrisa- Foto: webar4i

Aunque nunca hayas cocinado, si eres capaz de freír unos ingredientes, mientras en otro recipiente hierven unas verduras o un poco de pasta, puedes preparar tú mismo un rico plato en diez o quince minutos ¿Te parece complicado? Mira qué puedes obtener a cambio, si te decides a cocinar:

  • Mayor salud e higiene en los alimentos que vas a comer- Los productos alimenticios frescos, preparados y cocinados en casa, siempre ofrecen mayor garantía de buena higiene y conservación de sus propiedades nutritivas que los ya elaborados o precocinados de forma industrial. Además, sabrás que los alimentos que consumes no tienen aditivos ni productos que cambien su sabor o cualidades.
  • Todo el sabor y olor de los alimentos – Al placer de comer algo que tú mismo has elaborado, le añades el de paladear el auténtico aroma y sabor de cada producto, sin disminuirlos a causa del tiempo que lleve cocinado o por los medios de conservación de los alimentos. De la cocina a la mesa, y a disfrutar de lo auténtico.
Cocinar- Foto: Hans
Cocinar- Foto: Hans
  • Porciones adecuadas para cada comensal- Cocinando en casa, podrás adecuar el menú según las necesidades o gustos de cada persona que lo va a consumir. En casa se puede controlar la cantidad precisa de sal para cada comida, seguir dietas o evitar productos que producen alergias o problemas de salud a alguno de los comensales, o medir las porciones según las necesidades o preferencias de cada cual.
  • Ahorro de dinero en alimentación- Está comprobado que comer con frecuencia en casa sale más barato para la economía doméstica. La costumbre de comer fuera de casa o comprar alimentos cocinados para llevar, puede resultar un alto porcentaje de nuestro presupuesto.

Otros beneficios de cocinar tú mismo

Pero, aparte de todos estos evidentes beneficios de cocinar uno mismo, no son menos importantes estos otros aspectos agradables de cocinar en casa:

  • Cocinar puede ser terapéutico-Trabajar en la cocina con calma y buena actitud puede ayudar a relajarse, evadirse de los problemas cotidianos, potenciar la creatividad y la imaginación al elaborar nuestros propios platos, contribuir al aumento de la autoestima por sentirnos capaces, creativos y que valoren los demás nuestra habilidad. No en vano, cocinar se utiliza como parte de la terapia en tratamientos contra el estrés y la ansiedad, antidepresivos o de mejora de la conducta.
Aprender jugando- Foto: Kangheungbo
Aprender jugando- Foto: Kangheungbo
  • La cocina divertida – Cocinar es de las pocas tareas domésticas que permite improvisar, tanto en la elaboración de los platos como en la manera de meterse en la cocina. Puedes disfrutar de cocinar para ti solo o de hacerlo para tu familia o amigos. O, también puedes cocinar compartiendo los quehaceres culinarios con otros miembros de la familia o con amigos; o proponer a quienes te acompañan que colaboren en la planificación de los menús. Cocinar es una buena ocasión para enseñar a los niños a participar en las tareas de casa, encomendándoles pequeñas labores sencillas que les harán divertirse y sentirse útiles e integrados. Y también puede ser divertido cocinar mano a mano con tu pareja, tomándolo como un juego íntimo y, por qué no, sensual.
  • Cocinar como homenaje – Todas las celebraciones se efectúan con una buena comida por medio. Pero la propia elaboración de los platos puede ser un regalo añadido para la persona homenajeada o para agasajar a alguno de los comensales. Por ejemplo, sorprender a esa persona con su plato favorito, o invitarla a enseñarte a cocinar su receta especial, puede mostrarte como alguien que se interesa por los gustos de los demás y se esfuerza por agradar.
Cocinando juntas- Foto:Hfossmark
Cocinando juntas- Foto:Hfossmark

La cocina ha sido desde siempre la pieza de la casa más frecuentada por la familia y, sin duda, el lugar más acogedor. Convertirla además en el centro de reunión e intimidad de la casa donde, mientras se cocinan ricos alimentos para todos, se conversa o se comparten confidencias, risas o incluso problemas cotidianos, puede marcar la diferencia entre una convivencia feliz o realizar una simple tarea doméstica. Del mismo modo, el acto de cocinar puede ser una labor rutinaria, pero también la magnífica ocasión de disfrutar preparando la saludable y sabrosa comida que luego tú y los tuyos degustaréis.

Cocinar, el arte de vivir bien

One thought on “Cocinar, el arte de vivir bien

  • Febrero 16, 2016 at 1:23 am
    Permalink

    Que bonito el artículo de cocinar, te digo: No sabía ni freir un huevo y poco a poco me he ido aficionando y siento todo aquello que dices en tu artículo, gracias como me siento identificado contigo. Alfonso un saludito

    Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: